1

Detalles

El pastel de arroz es otro de los dulces muy arraigados en nuestra gastronomía, aunque no sabemos a ciencia cierta desde cuándo. De apariencia sencilla, y de hecho su elaboración lo es, es una especialidad que gusta mucho por su fino sabor y textura, que lo hacen idóneo para acompañar un desayuno o un café a media tarde.

Un buen pastel de arroz es paladear en cada bocado una masa suave, jugosa y muy homogénea, con un fondo hojaldrado. No tiene que estar apelmazada ni tener una base dura que se vuelve más ligera a medida que va ascendiendo. Y es que su elaboración esconde algunos secretos.

Uno de ellos, es no renunciar jamás a usar pura mantequilla, ya que ésta le aporta todo el sabor y el característico tono tostado al hornearlo. Otro es mezclar bien los ingredientes y en el orden apropiado, primero los líquidos y luego los sólidos, para que no se hagan grumos. En el caso de la mantequlla hacerlo al “punto pomada”, cuando tiene la consistencia de una crema.

Ingredientes

  • Azucar
  • harina
  • leche
  • huevos
  • mantequilla

Productos relacionados