1

Roscón de Reyes, el dulce de la ilusión

El Roscón de Reyes el es dulce que se espera con mayor ilusión, por todo lo que conlleva la celebración de los Reyes Magos

Por lo que sabemos, parece que la tradición del Roscón de Reyes viene de muy atrás, de las fiestas romanas en honor a Saturno, que coincidían con el solsticio de invierno..Estas fiestas se celebraban con unas tortas redondas a base de higos, dátiles y miel. En su interior se metía una haba seca y al que le tocaba, se le nombraba “rey de reyes”.

Hay estudiosos que vinculan esta costumbre al Rey francés Luis XV, para el que un cocinero elaboró un pastel de celebración del día de Epifanía y metió en su interior como sorpresa un medallón que le obsequiaba…según esta versión, esta costumbre se extendió por la corte con una moneda como sorpresa en el interior.

La llegada a la península se fecha hacia el siglo XVIII, donde ya se elaboraban estos roscos con una moneda en su interior, y en otras zonas se utiliza también el haba como símbolo de regeneración…la moneda se irá sustituyendo por una figurita, una tendencia que se acabó extendiendo a casi toda España. Según la tradición, la persona que recibe en su pedazo de Roscón la figurita, tendrá suerte durante el año nuevo, ya que los Reyes Magos le conceden protección. Por su parte, el que recibe el haba tendrá que pagar el postre.

Hoy el Roscón es un dulce típico del día de Reyes en muchos países de tradición católica, como Mexico, Francia o Portugal..Para nosotros, es difícil imaginarse la mañana de Reyes sin comer un pedazo de este dulce

En lo fundamental el producto no ha experimentado grandes transformaciones, porque la base sigue siendo una masa de “bollo” con incrustaciones de frutas escarchadas. Lo que se ha introducido han sido los diferentes rellenos, de nata, chocolate o al gusto. A pesar de que su elaboración es relativamente sencilla, las diferencias en el cuidado de los detalles se notan. En Bizkarra los elaboramos con masa madre y agua de azahar, lo que le da un aroma intenso y un sabor diferenciado al del “brioche” habitual, y se hacen al día, por lo que llegan a nuestras tiendas recién horneados. Por todo ello nuestros roscones de reyes gustan mucho.

Para nosotros, la noche del 5 es también una noche muy especial, en la que nos contagiamos de ilusión.