1

Detalles

Se llama Unkina, como uno de nuestros barrios, siguiendo la tradición de poner a estos panes los nombres de nuestros parajes locales (Arteta, Labea, Bekea..).

El pan Unkina aporta su sabor diferenciado dentro de la gama. Cuando lo pruebas se nota un gusto especial, debido a la original mezcla de trigo y cebada. Al tacto, la corteza es consistente pero suave y se complementa con una miga sabrosa y esponjosa, algo menos alveolada que la Labea.

Como muchos de nuestros panes rústicos, se mantiene en perfecto estado para el día siguiente y con un poco de horneado recupera perfectamente su crocancia.

Productos relacionados