1

Detalles

Las tostadas de crema son en Vizcaya, los dulces tradicionales del Carnaval, pero poca gente sabe que se degustan desde el 2 de febrero, con la celebración de la fiesta de “Candelas”, una fiesta muy antigua y muy extendida en el mundo rural. Consistía en la bendición en las iglesias de las velas que luego se encenderán en los días de tormenta para así salvaguardar el caserío. Tras la  misa  y a modo de celebración todos los asistentes comían tostadas de crema.

En Bizkarra se usa el procedimiento familiar que ha pasado de generación en generación, y que contiene todo el saber hacer para lograr la textura y el sabor exacto de la masa, el grosor idóneo de la tostada, el rebozado fino..El resultado es una delicia que nos traslada a la mejor tradición pastelera.

La calidad de la elaboración se distingue en muchos detalles si se tiene un paladar exigente. La textura de la crema tiene que ser la adecuada: si está muy líquida no se puede trabajar y si está muy sólida no queda buena. Es frecuente que se deje demasiado sólida por la facilidad a la hora de manejarla, pero luego es como un mazacote. La tostada tiene que quedar entera, pero al morderla se tiene que deshacer en la boca, para apreciar todo su sabor.

El orden de la mezcla para trabajarla también es primordial, asi como la cantidad exacta de cada ingrediente y el grosor de la tostada…son pequeños detalles que hacen la diferencia entre saborear una tostada buena o una exquisita. En Bizkarra es uno de los postres de los que se sienten más orgullosos y donde se ha materializado el buen hacer de varias generaciones.

Se pueden disfrutar desde el 2 de febrero hasta después de carnavales.

Elaboración

-Hervir la leche en un cazo, al mismo tiempo que se mezcla la canela, la cáscara de limón y 100 gramos de azúcar (se reserva el resto).
-Mezclar por otro lado los otros 100 gramos de azúcar, 50 gramos de harina floja, 50 gramos de maicena y cuatro huevos.
-Agregar parte de la leche hervida (en la que ya está incluida la 1ª mezcla) a la 2ª mezcla y removerlo bien hasta conseguir una pasta homogénea. Una vez conseguido, se incorpora el resto de la leche a la segunda mezcla dejándolo a fuego hasta que hierva el conjunto (durante el proceso hay que remover continuamente).
-Verter la masa en una bandeja untada en aceite para que no se pegue. Hay que procurar que no quede muy plana para que las tostadas tengan buen grosor. Dejar enfriar.
-Cuando la masa esté compacta se corta en trozos y después de pasar cada porción por harina y huevo, se fríen en aceite.
-Una vez sacadas de la sartén, se escurren bien y se espolvorean con azúcar y canela por encima.
-Para darles el toque final se flambean: se calienta una copita de ron, se echa por encima y se le prende fuego para quemar el alcohol.

Ingredientes

  • 1 litro de leche
  • 200 gramos de azúcar
  • 50 gramos de maicena
  • 50 gramos de harina floja
  • 4 huevos
  • Canela
  • 1 cáscara de limón

Productos relacionados