1

Detalles

El sabor de la Tarta Bizkarra es tan particular como su propia historia. Es muy suave y muy refrescante, y se sirve ligeramente refrigerada para acentuarlo. Lleva una base de bizcocho con una capa de Crocanti por encima, y sobre ella una masa con textura de Mousse que acaba con un baño superior de chocolate.

El resultado es una postre muy original y muy propio de la época estival: es ligero y fresco a la vez, y sus bocados se deshacen en el paladar. Por ello, la Trata Bizkarra es un estupendo broche final para las celebraciones sin renunciar al sabor.

Su imagen está concebida como un contraste de blanco sobre marrón oscuro del interior sobre el exterior. Y destacando sobre éste el nombre Bizkarra en caligrafía como seña de identidad.

Esta es una tarta con apellido, y una especialidad única. Se trata de una creación propia, nacida del 50 aniversario de la marca, como un homenaje a sus fundadores y a todos los que han contribuido a recorrer este trayecto que supera el medio siglo.

Esta creación materializa la fusión entre tradición e innovación, una mezcla con la que en Bizkarra se pretende contribuir al desarrollo de la gastronomía en el apartado específico de los postres.

 

Productos relacionados