1

Detalles

Desde hace unos años, sólo en Bizkarra, los días que rodean al solsticio de verano tienen también sus propios protagonistas dulces: las ‘Maris’ y las ‘Brasas’ de San Juan.

La noche de San Juan es una celebración milenaria. La madrugada del 23 al 24 siempre ha tenido un carácter muy relacionado con la tierra, el fuego y el agua. Así en muchos pueblos era costumbre plantar un árbol para librase  de las malas cosechas. También se creía que ese día el agua de fuentes y ríos tenía un poder curativo especial; pero el elemento que ha perdurado hasta la actualidad son las hogueras de la noche San Juan.

Las Maris representan con forma de bruja a Mari, la Dama de Amboto, considerada la más importante divinidad vasca. En la mitología vasca el día de San Juan coincide con el traslado de cueva de Mari del monte Anboto al de Oiz, donde sus estancias están adornadas de oro y piedras preciosas. En estas mudanzas Mari elige diferentes maneras para surcar el cielo: se sube a un carro tirado por cuatro caballos, se reviste de fuego y adopta formas variadas, como por ejemplo la de hoz, globo o mujer. Popularmente ha sido representada como una bruja o ‘sorgina’. Además, la misma noche de San Juan era habitual la celebración de ’akelarres’ por parte de las brujas.

Maris y Brasas de San Juan son dos creaciones exclusivas de Bizkarra, lo que les confiere el valor de ser únicas en toda Bizkaia. Para preservar su carácter ambos productos sólo se elaboran durante estos días próximos al 23 de Junio.

Elaboración

Las Maris

Es una galleta elaborada con huevos, mantequilla, azúcar y harina. Se hornea y se rellena con una crema de mantequilla. Como punto final se da un baño de chocolate a uno de sus extremos para asemejar el sombrero picudo de una bruja.

 

Las Brasas

En este dulce, harina, mantequilla, huevos y azúcar se transforman en una base de hojaldre muy fina que luego se rellena con delicadas capas de cabello de ángel. Su forma es plana y rectangular, con un toque final algo más oscuro que se consigue con un buen horneado, para dar el aspecto de haber pasado por el fuego.

Productos relacionados