1

Detalles

El refresco de los dulces

El aumento de las temperaturas en verano trae consigo que adaptemos nuestra alimentación al calor. Los Chupitos y Mousses son muy recomendables en esta época por su alto contenido en fruta, por sus propiedades alimenticias, su ligereza y su alto contenido de líquido. Además, se trata de postres especialmente refrescantes y que se consumen semifríos.

Se elaboran con productos naturales y frescos como la nata, la fruta y las hojas de gelatina (también llamada cola de pescado) que le proporcionan a la mezcla consistencia y aporte vitamínico. Tienen una textura semilíquida, para tomar con cuchara.

Por su carencia de harina y huevo, los Chupitos y Mousses son especialidades de las que pueden disfrutar especialmente quienes son alérgicos al gluten y al huevo, que pueden tener en ellas su postre o su aperitivo del verano.

De sabores muy variados, hay posibilidades para todos gustos.

En Chupito hay variedades de: limón, frambuesa, Goxua, Tiramisú y Escocés.

En Mousse se puede elegir entre limón, fresa, queso, trufa, capricho del bosque. También hay Chupitos sin azúcar en variedades de trufa.

La receta

Chupito: La base de todos es prácticamente la misma. Por cada kilo de nata se le mezclan 200 gramos de mermelada de fruta (limón o fresa). El escocés lleva Whisky, el de Tiramisú licor de Amaretto y queso, el de trufa cacao, el de goxua una mezcla de crema, nata y caramelo.

Mousse de capricho del bosque: 2 kilos de nata, 250 gr de azúcar y 50 gr de gelatina y 1 k de frutas del bosque: arándanos, moras, grosellas y frambuesas.

Productos relacionados