1

Detalles

Los huesos de santo y los buñuelos son los dulces más tradicionales para el día de Todos los Santos. Son unas delicias que se elaboran para esta festividad desde los siglos XVI-XVII.

En el caso de los huesos de santo su masa es la de mazapán, cuyo origen está en la gastronomía árabe. Su protagonista es la almendra que tiene un alto contenido proteico y de fibra dietética, calcio, fósforo, potasio y un alto nivel vitamínico.

 

El toque Bizkarra

Los huesos de Santo contienen 100% almendra y azúcar, no se utiliza fécula de patata ni otros ingredientes sustitutivos. Los buñuelos están hechos de nata y crema frescas, por eso se elaboran y consumen al día.

Elaboración

Buñuelos:

Se hierve el agua con la manteca, la mantequilla y la sal. Se le añade la harina. Una vez que se ha mezclado bien se retira. Se añade el vino y se van echando los huevos hasta que la masa se queda ligera. Luego se fríen y se rellenan.

 

Huesos:

Se hierve el azúcar a 112ºC. Se mezcla con la almendra y la glucosa y se bate hasta que se templa. Se tapa y se cubre con plástico hasta que se enfría. Se estira en una lámina de unos 3 o 4 mms. Le damos forma con un rodillo especial para que quede como un canutillo. Se rellena de yema dura y se baña con azúcar glass. Se mete al horno para secarlo.

Ingredientes

  • Buñuelos
  • 1/2 litro de agua
  • 175 grs de manteca de cerdo
  • 35 grs. de mantequilla
  • 6 grs de sal
  • 75 gr harina fuerte
  • 225 gr harina floja
  • 50 ml vino dulce
  • 12 huevos
  • Huesos
  • 1,5 kilos de almendra en polvo
  • 2 kilos de azúcar
  • 200 gr de glucosa (azúcar)

Productos relacionados