1

Detalles

Bollo de mantequilla, sabor netamente bilbaíno

El bollo de mantequilla es uno de nuestros mejores desayunos, uno de los más conocidos y degustados… y uno de los más maltratados por la elaboración industrial. Puede parecer que todos son iguales, pero nada más lejos de la realidad.

En el sabor del bollo de mantequilla que elaboramos en nuestro obrador, se puede apreciar la delicia de los ingredientes frescos, naturales y de primera calidad. Y sobre todo, el sabor suave y dulce de la crema de mantequilla del relleno.

Como en otros casos, lo que parece sencillo también tiene su complicación. La masa debe tener su punto de elaboración adecuado, fina pero sin que se rompa, y se debe hornear a fuego fuerte para que quede bien hecho y jugoso por dentro. El cuidado de todos estos detalles hacen la diferencia entre un bollo delicioso y un trozo de masa.

Lo mejor de nuestros bollos de mantequilla y de toda nuestra bollería está en lo que no se ve, ya que toda la bollería Bizkarra está elaborada sin grasas trans.

¿qué son? Aparece al añadir hidrógeno a algunos aceites vegetales, en un proceso químico llamado hidrogenación. Implica una transformación en la configuración de las grasas que hace que los aceites vegetales se enriquezcan en grasas saturadas.

¿Para qué se utilizan? En la industria alimentaria aumentan la vida útil de los productos y mejora su textura, abaratando costes.

¿Qué efecto tienen? El problema está en un exceso de consumo que contribuye a aumentar los niveles de colesterol y triglicéridos en la sangre.

¿Qué significa sin grasas trans? que contiene menos del 1%. Las normativas sanitarias españolas no obligan en la actualidad a incluir este aspecto en el etiquetado.

Elaboración

Se elabora un masa con harina, mantequilla, azúcar, sal, leche y huevos. Se le da forma, se deja fermentar y se hornea a fuego fuerte durante unos diez minutos. Luego se abre y se rellena con crema de mantequilla.

Productos relacionados